octubre 19, 2021
Sin categoría

Consumo excesivo de bebidas azucaradas deteriora la salud

  • En México una persona consume un promedio de 163 litros al año; 405 muertes por cada millón de adultos están relacionadas a la sobreingesta de estos productos.  

Ciudad de México a 18 de octubre de 2020 .– El consumo excesivo de bebidas azucaradas en la dieta ha creado un problema de salud pública en México. De acuerdo con estudios consultados por el Laboratorio de Datos contra la Obesidad (LabDO), nuestro país ocupa el primer lugar a nivel global en consumo de estas bebidas, con un promedio de 163 litros por persona al año (1).

Las bebidas azucaradas son todas aquellas que contienen edulcorantes o endulzantes agregados, tales como los refrescos, jugos, tés dulces o las bebidas energizantes.

Respecto a las consecuencias que conlleva esta sobreingesta, una investigación arrojó que, de entre los 20 países más poblados del mundo, México también encabeza la lista de mayor número de muertes atribuibles al consumo de bebidas azucaradas, con 405 muertes por millón de adultos en el país (2). 

Además de estar relacionadas con el desarrollo de enfermedades como síndrome metabólico e hipertensión, mención especial merece la diabetes. De acuerdo al Instituto Nacional de Salud Pública, los consumidores de este tipo de bebidas ultraprocesadas corren entre 26% y 31% más riesgo de padecerla que aquellos que no lo hacen (3).

Cabe resaltar que la incidencia de esta enfermedad en el país va en aumento. La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2018 señaló que poco más del 10% de la población adulta del país tiene diabetes. Desde el 2012, esta cifra aumentó en 1.1%, lo que equivale a 2.2 millones de personas más que la padecen.

El exceso en el consumo de estas bebidas está asociado a un mayor riesgo de padecer obesidad y sobrepeso, derivado de un desbalance energético entre las calorías que entran al organismo y las gastadas (3).

Las enfermedades crónicas relacionadas con los niveles de adiposidad causan más de 17 millones de muertes a nivel global cada año (4). En México, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística, la primera y segunda causas de muerte son las enfermedades cardiovasculares y la diabetes, las cuales están relacionadas con la dieta.

La Organización Panamericana de la Salud ha señalado que la mitad de los azúcares libres consumidos en Latinoamérica corresponde a las bebidas gaseosas, aunque una quinta parte puede ser atribuida a otros jugos y bebidas azucaradas.

En el país el consumo de bebidas endulzadas comienza desde muy temprana edad. El 74.1% de la población en edad preescolar lo hace cotidianamente. Al llegar a la edad adulta, este porcentaje llega al 85.3 por ciento (5).

Fuentes: 

  1. Théodore, Florence L., Ilian Blanco–García, Clara Juárez–Ramírez. «¿Por qué tomamos tanto refresco en México? Una aproximación desde la interdisciplina.» Interdisciplina 7, n° 19 (septiembre–diciembre 2019): 19-45. doi: http://dx.doi.org/10.22201/ceiich.24485705e.2019.19.70286
  2. Estimated Global, Regional, and National Disease Burdens Related to Sugar-Sweetened Beverage Consumption in 2010.
  3. INSP. Consumo de refrescos, bebidas azucaradas y el riesgo de obesidad y diabetes.
  4. Lozano R, et al.Global and regional mortality from 235 causes of death for 20 age groups in 1990 and 2010: a systematic analysis for the Global Burden of Disease Study 2010.Lancet. 2012; 380:2095–2128. doi: 10.1016/S0140-6736(12)61728-0.
  5. Gaona-Pineda EB, Martínez-Tapia B, Arango-Angarita A, Valenzuela-Bravo D, Gómez-Acosta LM, Shamah-Levy T, Rodríguez-Ramírez S. Consumo de grupos de alimentos y factores sociodemográficos en población mexicana. Salud Pública Mex 2018;60:272-282. https://doi.org/10.21149/8803

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *