La alimentación y el sobrepeso sí influyen en la fertilidad

  • La ingesta en exceso de grasas, carbohidratos y azúcares añadidos impacta de forma negativa. 
  • A nivel mundial, entre el 15 y 20% de las parejas experimentan infertilidad.

Una dieta alta en grasas trans, carbohidratos refinados y azúcares añadidos puede afectar negativamente a la fertilidad femenina, afirman especialistas de la Universidad de Ciencias Médicas de Poznan, y el Hospital Heliodor Swiecicki, de Polonia. (1)

Por su parte, un estudio publicado por el Journal of the Turkish-German Gynecological Association y consultado por el Laboratorio de Datos contra la Obesidad (LabDO), señala que la obesidad tiene influencias perjudiciales en todos los sistemas, incluidas las funciones reproductivas. Y considerando que su prevalencia en mujeres infértiles es alta, los expertos aseguran que las mujeres con sobrepeso u obesidad tienen una mayor incidencia de disfunción menstrual y anovulación (cuando los ovarios de la mujer no son capaces de liberar ningún óvulo en ningún momento del ciclo menstrual).

Además, pueden presentar mayor riesgo de subfecundidad e infertilidad, así como abortos espontáneos y complicaciones en el embarazo. La evidencia demuestra que a medida que aumenta el índice de masa corporal, los niveles de leptina se incrementan, afectando las funciones reproductivas. (2)

Estimaciones recientes indican que, a nivel mundial, entre el 15% y el 20% de las parejas experimentan infertilidad. Estas crecientes tasas han llevado a los investigadores a interesarse cada vez más en identificar el estilo de vida modificable y los factores ambientales que pueden afectar la salud reproductiva. (3)

En ese sentido, una actualización clínica sobre dieta y fertilidad, publicada por The Association of UK Dietitians, advierte la importancia de optimizar el estado nutricional antes de la concepción por parte de cada miembro de la pareja, considerando el vínculo que existe entre el tipo de alimentación al que se somete la mujer y las probabilidades de convertirse en madre. Asimismo, refiere que al observar a 18 mil 555 mujeres se demostró que la proteína vegetal es mucho mejor que la animal cuando se trata de mejorar la calidad de los óvulos. (4)

También, expertos de la Universidad de Harvard, al examinar el impacto de la dieta en la fertilidad, encontraron que para las mujeres que buscan ser madres de forma natural (sin tecnologías de reproducción asistida, como la fertilización in vitro), ingesta de vitaminas y nutrientes que tienen un efecto positivo son: ácido fólico, vitamina B12, ácidos grasos omega-3 y una dieta mediterránea basada en verduras, frutas, granos o cereales integrales, semillas y menos ingesta de carnes rojas. (5)

Fuentes

  1. La fertilidad femenina y el enfoque nutricional. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC8634384/
  2. Impacto de la obesidad en la infertilidad en las mujeres.  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4456969/
  3. ¿Cómo afecta la nutrición a la fertilidad femenina?  https://www.news-medical.net/news/20230404/How-does-nutrition-affect-female-fertility.aspx
  4. Una actualización clínica sobre dieta y fertilidad. https://www.bda.uk.com/resource/a-clinical-update-on-diet-and-fertility.html
  5. Fertilidad y dieta. https://www.health.harvard.edu/blog/fertility-and-diet-is-there-a-connection-2018053113949  

Aspartamo, un edulcorante en debate

  • Más de seis mil productos en el mundo lo utilizan.

La industria de alimentos y bebidas ha utilizado el edulcorante artificial aspartamo, hoy en debate, por más de 30 años, ya que señalan que es 200 veces más dulce que el azúcar y bajo en calorías.

Más de seis mil productos en el mundo utilizan este edulcorante, entre los que destacan. chicles, productos de pastelería, gelatinas, refrescos, mezclas para postres, pudines, postres congelados, yogures, edulcorantes de mesa y algunos productos farmacéuticos, tales como vitaminas y pastillas para la tos sin azúcar. (1)

A mediados de mayo pasado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó una nueva directriz sobre los edulcorantes, en la que desaconsejaba su uso para controlar el peso corporal o reducir el riesgo de enfermedades no transmisibles (ENT), así como por ser “posiblemente cancerígenos” y afirmó que “los edulcorantes sin azúcar no son factores dietéticos esenciales y carecen de valor nutricional”. (2)

Sin embargo, información de la Escuela de Salud Pública TH Chan de la Universidad de Harvard, consultada por el Laboratorio de Datos contra la Obesidad (LabDO), sostiene que consumir aspartamo para ayudar a controlar el peso sigue siendo razonable, ya que –subrayan- al evaluar las investigaciones existentes, la OMS reclasificó al aspartamo como posiblemente causante de cáncer, pero no cambió su recomendación sobre la ingesta diaria aceptable.

Asimismo, un artículo de Scott Neuman, publicado en la National Public Radio (NPR), de Estados Unidos, menciona que la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU (FDA, por sus siglas en inglés) ha referido estar al tanto de las conclusiones de la OMS, pero –destaca- eso «no significa que el aspartamo esté realmente relacionado con el cáncer». (3)

Y agrega: “la OMS utiliza un sistema de clasificación de cuatro niveles: cancerígeno; probablemente cancerígeno; posiblemente cancerígeno, y no cancerígeno”.

También refiere que otras sustancias identificadas como “posiblemente cancerígenas” incluyen extractos de aloe vera, vegetales encurtidos tradicionales asiáticos, algunos combustibles para vehículos y ciertos productos químicos utilizados en tintorería, carpintería e imprenta.

Por su parte, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer de la OMS también ha clasificado la carne roja como “probablemente cancerígena” y la carne procesada como “cancerígena”.

Respecto a los límites seguros del aspartamo, desde 1981, el Comité Conjunto de Expertos en Aditivos Alimentarios de la OMS y la Organización para la Agricultura y la Alimentación han establecido el límite seguro de 0 a 40 mg. por kg. de peso corporal.

Y han recomendado  que desde temprana edad se reduzca considerablemente el dulzor de la dieta, para prevenir enfermedades y mejorar la salud. 

Fuentes

  1. Consejo de Control de Calorías. https://www.aspartamo.es/aspartame-faq/#:~:text=El%20aspartamo%20se%20encuentra%20en,de%20mesa%20y%20algunos%20productos
  2. La OMS desaconseja el uso de edulcorantes para controlar el peso. OMS. https://www.paho.org/es/noticias/15-5-2023-oms-desaconseja-uso-edulcorantes-para-controlar-peso
    Se publican los resultados de la evaluación del riesgo y la peligrosidad del aspartamo. https://www.who.int/es/news/item/14-07-2023-aspartame-hazard-and-risk-assessment-results-released#:~:text=El%20CIIC%20ha%20clasificado%20el,mg%2Fkg%20de%20peso%20corporal.
  3. What you need to know about aspartame and cancer. NPR. https://www.npr.org/2023/07/14/1187692366/aspartame-cancer-possibly-carcinogenic-sweetener
  4. Aspartame: What You Need to Know. Dana Farber, Cancer Institute. https://www.who.int/es/news/item/14-07-2023-aspartame-hazard-and-risk-assessment-results-released

Pan de muerto, una tradición… con muchas calorías

  • Del 27 de octubre al 1 de noviembre, los días con mayor cantidad de ventas.
  • El consumo en exceso de carbohidratos aumenta el riesgo de desarrollar algunas enfermedades.

En las celebraciones del “Día de Muertos” en México, el pan es uno de los elementos tradicionales que no puede faltar para recordar a los seres queridos y se estima que 8 de cada 10 mexicanos compra “pan de muerto” para colocarlo sobre la ofrenda o para comerlo con chocolate caliente, de acuerdo a la empresa global de datos Kantar

Una encuesta realizada por el portal de estadísticas Statista, consultada por el Laboratorio de Datos contra la Obesidad (LabDO), señala que en nuestro país, aproximadamente el 94% de las y los entrevistados afirmaron consumir pan de muerto. Hoy se pueden encontrar diferentes opciones, entre las que destacan el tradicional, de ajonjolí, con algún relleno y tipo gourmet, elaborados con harina de trigo y azúcar como sus principales ingredientes. 

La venta de este tipo de pan en las tiendas de autoservicio representa el 13% de las ventas de pan durante la temporada, en tanto que los días en los que más se compra son del 27 de octubre hasta el 1 de noviembre, siendo las presentaciones individuales las más buscadas, destaca un estudio realizado por la empresa de información, datos y medición de mercados, Nielsen. (1)

Y si bien este producto es tan popular en la mesa de las y los mexicanos, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) alerta que una porción de pan de muerto tradicional (100 gramos) contiene 53.2 gramos de carbohidratos; 17.7 gramos de grasas; 36 miligramos de colesterol; 329 miligramos de sodio y 417 kcal, y si se acompaña de una taza de leche con chocolate, se suman otras 200 kcal. (2)

La Organización Mundial de la Salud (OMS), por su parte, recomienda un aporte de 2,000 a 2,500 kcal al día para el hombre y de 1,500 a 2,000, para la mujer, ya que el consumo en exceso de carbohidratos en alimentos con altos contenidos de almidón o azucarados puede incrementar la cantidad de calorías totales, y llevar a un aumento de peso. 

Asimismo, los especialistas asocian el consumo elevado de azúcares con diversas patologías, como obesidad, alteraciones hepáticas, diabetes, enfermedad cardiovascular, hígado graso, entre otras, y recomiendan hábitos de vida saludables y una dieta equilibrada. 

Fuentes

  1. Nielsen. Especial día de muertos. https://www.nielsen.com/pt/insights/2019/especial-dia-de-muertos/
  2. IMSS. Información nutrimental del Pan de Muerto. https://twitter.com/Tu_IMSS/status/1189196944704360448   

Menos azúcar para envejecer mejor

  • 28 de agosto, Día del Adulto Mayor.
  • No solo cuenta la cantidad de años, sino la calidad de la vida.

La ingesta excesiva de azúcar impacta de manera negativa en la calidad y funcionamiento de las células, acelerando así el proceso de envejecimiento y haciendo a una persona más propensa a padecer diabetes, cáncer y enfermedades cardiovasculares, de acuerdo a especialistas que recomiendan no abusar de dicho nutriente crítico. (1)

Por su parte, un artículo de la revista GeroScience, sobre biología del envejecimiento, consultado por el Laboratorio de Datos contra la Obesidad (LabDO), en el marco del Día del Adulto Mayor, advierte que los altos niveles de glucosa y fructosa en la sangre, además de alterar el proceso celular, inciden en la disminución de una enzima antioxidante que genera el cuerpo humano, elevan la probabilidad de aumentar de peso y reducen el flujo sanguíneo microvascular. (2)

También, diversas investigaciones han demostrado que el consumo excesivo de azúcar acelera el envejecimiento celular y empeora la calidad de la piel. Las proteínas más afectadas son el colágeno y la elastina, responsables del sostén de la piel, que permiten mantenerla firme y saludable, y tanto el azúcar como otros factores ambientales (como el sol o la contaminación) aceleran su degradación. 

Es importante señalar que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) ubica a México entre los 10 primeros países con mayor longevidad y que en nuestro país, de enero a junio de 2022, las defunciones por diabetes mellitus ocuparon el segundo lugar, con 59,996 casos, de los cuales, 38,491 fueron en personas de 65 años y más, de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). 

“Hay cosas que los científicos han descubierto al observar a personas que viven mucho tiempo. Estas incluyen comer los tipos correctos de alimentos (un buen comienzo sería la dieta mediterránea), consumir menos calorías y con menor frecuencia, así como realizar ejercicio físico. La ingesta de alimentos adecuados para robustecer el cuerpo es la clave para ralentizar el reloj del envejecimiento”

David Sinclair

Expertos de la OPS afirman en el libro La salud de los adultos mayores, que la alimentación sí influye directamente en el proceso de envejecimiento, no solo por lo que un buen estado nutritivo representa con respecto a una menor morbilidad y mortalidad, sino también por lo que supone en relación con la prevención de numerosas enfermedades e incapacidades frecuentes en las personas de la tercera edad. (3)

Asimismo, el investigador y genetista David Sinclair, autor de Lifespan (“Esperanza de vida”) y responsable de un laboratorio donde se investiga por qué envejecemos, de la Universidad de Harvard, considera que con hábitos sencillos para tener una vida más larga y saludable es posible retrasar el envejecimiento. 

“Hay cosas que los científicos han descubierto al observar a personas que viven mucho tiempo. Estas incluyen comer los tipos correctos de alimentos (un buen comienzo sería la dieta mediterránea), consumir menos calorías y con menor frecuencia, así como realizar ejercicio físico. La ingesta de alimentos adecuados para robustecer el cuerpo es la clave para ralentizar el reloj del envejecimiento”, recalca. (4)  

Finalmente, la OPS afirma que todas las evidencias y realidades científicas actuales muestran que en el envejecimiento no solo cuenta la cantidad, sino también la calidad de la vida. Es decir, “la gente no desea vivir más tiempo solamente para tener más años de enfermedad y de infelicidad; los años agregados deben ser los más sanos”. 

Fuentes

  1. Sugar And Aging: Implications To Healthy Living. https://www.drlamcoaching.com/blog/sugar-and-aging/
  2. Are fat and sugar just as detrimental in old age?. GeroScience. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC8492796/
  3. La salud de los adultos mayores. Organización Panamericana de la Salud. https://iris.paho.org/bitstream/handle/10665.2/51598/9789275332504_spa.pdf
  4. David Sinclair, el científico de Harvard que afirma que “la vejez es una enfermedad” (y puede ser curable) BBC News Mundo. https://www.bbc.com/mundo/noticias-58779750

Mexicanos, campeones en consumo de calorías 

  • Productos ultraprocesados como galletas, pasteles, snacks, salsas, caramelos, cereales endulzados y yogures, los preferidos.

México se ubica como el país que compra más calorías al día, a nivel global, con un promedio de mil 928 calorías per cápita, lo que significa 380 calorías más de las que adquiere una persona estadounidense y por arriba del consumidor mundial, que compra 765 calorías diarias, de acuerdo al informe Passport: Nutrition de la firma Euromonitor, que señala también, que en nuestro país el 40% de las calorías compradas provienen del pan industrializado.

Asimismo, especialistas del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán detallaron que cada mexicano compra 212 kilogramos de alimentos industrializados al año; ubicándose como el país con la mayor venta y distribución de productos ultraprocesados en América Latina y el cuarto consumidor a nivel mundial. 

Por su parte, un documento de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) sobre alimentos y bebidas ultraprocesadas en América Latina, consultado por el Laboratorio de Datos contra la Obesidad (LabDO), revela que los principales productos ultraprocesados de los que los mexicanos obtienen más calorías son las galletas, pasteles, snacks, salsas, caramelos, cereales endulzados, bebidas azucaradas y yogures. (1)

También, un reportaje especial de la revista National Geographic destaca que los mexicanos consumen hoy casi el doble de azúcares y grasas que hace 50 años. 

Este contexto, refiere la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, (FAO), deriva de los cambios dietéticos provocados por la urbanización y sus efectos como son los nuevos patrones de trabajo y ocio. “Se observa una dieta de mayor densidad energética con un papel más importante para las grasas y los azúcares añadidos en los alimentos, una mayor ingesta de grasas saturadas (principalmente de fuentes animales), así como una reducción de carbohidratos complejos y fibra dietética, y menor consumo de frutas y verduras”. (2)

Respecto a los efectos adversos del consumo excesivo de productos ultraprocesados, un artículo publicado en la revista científica Cell Metabolism sostiene que estos facilitan comer en exceso, así como el desarrollo de la obesidad, que “puede resultar en un comportamiento alimentario patológico al ​​distorsionar la señalización intestino-cerebro”. 

Y de acuerdo al sitio Harvard Health Publishing, para mejorar la salud y equilibrar el consumo de calorías, los especialistas recomiendan estrategias como la reducción de porciones. Sin embargo, dicha táctica se complica con los productos ultraprocesados –aseguran-, pues aún en cantidades pequeñas pueden rebasar el límite de calorías recomendadas. 

De igual manera, la Organización Mundial de la Salud (OMS) mantiene recomendaciones de ingesta calórica con la finalidad de evitar lo que considera un “aumento de peso malsano” y a pesar de que sostiene que depende del sexo, edad y peso, especialistas hacen un cálculo genérico: entre mil 600 y 2 mil calorías al día para las mujeres, y para los hombres entre 2 mil  y 2 mil 500. (3)

Fuentes

  1. Alimentos y bebidas ultraprocesados en América Latina: ventas, fuentes, perfiles de nutrientes e implicaciones. https://iris.paho.org/handle/10665.2/51523
  2. Global and regional food consumption patterns and trends. FAO. https://www.fao.org/3/ac911e/ac911e05.htm
  3. Alimentación sana. OMS. https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/healthy-diet

Aumenta incidencia de diabetes entre bajacalifornianos

  • El porcentaje de la población que padece esta enfermedad en la entidad va en aumento. 

17 de diciembre de 2020.- En Baja California, la incidencia de diabetes es del 10%, afirma la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2018, los datos más recientes para la entidad (1). 

Esta es una tendencia que ha ido en aumento. En comparación con la Ensanut 2006, este porcentaje subió un 1.3 por ciento (2). 

Lo que es más, si se toma en cuenta el número de personas diagnosticadas, entre 2018 y 2019 esta cifra se incrementó en un 32% según datos de la Secretaría de Salud Estatal, consultados por el Laboratorio de Datos contra la Obesidad (LabDO), pasando de 16 mil 425 casos a 21 mil 805 (3). 

Adicionalmente a estas tasas, información del gobierno local afirma que Baja California es la quinta entidad con más casos de esta afección entre población joven, de 20 a 24 años

La Organización Mundial de la Salud ha sido enfática al señalar que la diabetes tipo 2, anteriormente llamada “diabetes adulta” aunque cada vez se ven más casos entre jóvenes y niños, es causada por un aumento poco sano de peso y la inactividad física.

De igual manera, una de las razones por las que este padecimiento tiene tan alta prevalencia en la entidad y el país es el alto consumo de azúcar.  En México los principales alimentos ultraprocesados, como las galletas, los pasteles y los panes dulces, tienen exceso de este nutriente, de acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud

Diversos estudios han demostrado que existe una liga entre la ingesta excesiva de esta y el desarrollo de enfermedades crónicas como la diabetes. De hecho, entre más alto sea su consumo en los países, mayores las tazas de esta afección (4).

La población mexicana ingiere 365 kilocalorías (kcal) al día a través de azúcares, de los cuales 238 kcal son azúcares libres o agregados, representando un 12.5% de la energía total consumida (5).

Lo anterior sobrepasa la recomendación de la Organización Mundial de la Salud de que solo el 5% de la energía provenga de esta fuente. 

Esa misma organización apunta que los adultos que padecen esta enfermedad tienen tres veces más riesgo de padecer ataques cardíacos y eventos cardiovasculares, y con el tiempo, sufren daños en los vasos sanguíneos, ojos, riñones y nervios. 

La diabetes es la 9ª causa de muerte en la entidad, por detrás de la obesidad, y la hipertensión arterial, las cuales ocupan el lugar 6º y 8º, respectivamente (6). En 2016, fallecieron 13 mil 915 bajacalifornianos por esta situación. 

Fuentes: 

  1. Ensanut 2018.
  2. Ensanut 2012, Reporte de Baja California. Disponible en:
  3. Dictamen No. 05, Comisión de Salud de Baja California. Disponible en:
  4. Weeratunga P, Jayasinghe S, Perera Y, Jayasena G, Jayasinghe S. Per capita sugar consumption and prevalence of diabetes mellitus–global and regional associations. BMC Public Health. 2014 Feb 20;14:186. doi: 10.1186/1471-2458-14-186. PMID: 24555673; PMCID: PMC3936705.
  5. Tania G Sánchez-Pimienta, Carolina Batis, Chessa K Lutter, Juan A Rivera, Sugar-Sweetened Beverages Are the Main Sources of Added Sugar Intake in the Mexican Population, The Journal of Nutrition, Volume 146, Issue 9, September 2016, Pages 1888S–1896S, https://doi.org/10.3945/jn.115.220301
  6. Programa sectorial de salud 2015-2019, Gobierno de Baja California.
Salir de la versión móvil