Blog

Buena alimentación, mejor salud mental

  • Consumir en exceso comida chatarra y productos ultraprocesados aumenta los riesgos de depresión. 

Consumir en exceso comida chatarra, “fast food”, productos ultraprocesados, así como la alta ingesta de carnes rojas puede aumentar el riesgo de desarrollar síntomas depresivos o depresión clínica, señalan diversos expertos en nutrición.

Asimismo, estudios realizados en años recientes sugieren que alimentos cargados de azúcar con alto contenido de grasa, que se nos antojan cuando estamos estresados o deprimidos, por reconfortantes que parezcan, son los que menos benefician a nuestra salud mental, refiere un artículo de Anahad O’Connor, en el periódico The New York Times. (1)

La depresión es una condición debilitante que se ha convertido en uno de los problemas más importantes que enfrenta la salud pública mundial en la actualidad; el trastorno depresivo es, sin duda, una de las principales causas de discapacidad y afecta aproximadamente a 350 millones de personas a nivel global, de acuerdo a una investigación publicada en la revista médica estadounidense Cureus, consultada por el Laboratorio de Datos contra la Obesidad (LabDO). (2)

Los trastornos depresivos hoy imponen un costo considerable a la salud y la economía de las naciones industrializadas y en desarrollo. Se estima que la prevalencia de esta condición oscila entre el 3.3% y el 21.4%. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la depresión y los trastornos de ansiedad cuestan a la economía mundial un billón de dólares al año en pérdida de productividad.

Y si bien la temporada invernal trae consigo muchas festividades, también puede generar la llamada “depresión decembrina”, técnicamente identificada como trastorno afectivo invernal, desencadenado por diversas causas, como el cierre de un ciclo; no haber logrado ciertas metas; la pérdida de un ser querido, la pérdida de un trabajo; estar lejos de la familia, así como factores ambientales. Los síntomas pueden ser aislamiento, baja del estado anímico, pérdida del placer de actividades que antes se disfrutaban y en algunos casos  trastornos dietéticos. (3)

“Un conjunto cada vez mayor de literatura en nutrición muestra que la microbiota intestinal influye en la formación de una variedad de trastornos psiquiátricos, incluidos el trastorno depresivo mayor”, sostiene un equipo de científicos en la Harvard Review of Psiquiatry, y varios estudios con grupos poblacionales han demostrado que las personas que comen más alimentos ricos en nutrientes reportan sentir menos depresión y mayores niveles de felicidad y bienestar mental.  

Médicos, nutriólogos y especialistas recomiendan comer abundantes frutas, verduras, cereales integrales, pescado, aceite de oliva, lácteos bajos en grasa y antioxidantes, y disminuir el consumo de cigarrillos, alcohol, productos elaborados con azúcares o harinas agregadas y grasas animales, además de aumentar la actividad física para ayudar, entre otros factores, a reducir el riesgo de padecer depresión. (4)

En el mismo sentido, para la directora del Food & Mood Centre en la Universidad Deakin, en Australia, y presidenta de la Sociedad Internacional para la Investigación de la Psiquiatría Nutricional, Felice Jacka, si bien únicamente comer ensalada no va a curar la depresión, aumentar el consumo de plantas y alimentos saludables, sí puede hacer mucho por levantar el ánimo y mejorar la salud mental.

Fuentes

  1. La comida modifica tu estado de ánimo. The New York Times. https://www.nytimes.com/es/2021/05/25/espanol/comida-estado-animo.html
  2. Asociación entre hábitos alimentarios y depresión: Una revisión sistemática. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC9828042/
  3. Depresión decembrina, es una baja de ánimo transitoria: psicólogo universitario. https://dcs.uas.edu.mx/noticias/2240/depresion-decembrina-es-una-baja-de-animo-transitoria-psicologo-universitario#:~:text=
  4. Dieta y depresión. https://www.health.harvard.edu/blog/diet-and-depression-2018022213309#:~:text=A%20dietary%20pattern%20characterized%20by%20a%20high%20consumption%20of%20red,an%20increased%20risk%20of%20depression.%22

Con las fiestas decembrinas, más gasto y más peso

  • Durante diciembre, se incrementa el gasto de las familias mexicanas.
  • Es el mes en el que más se consume cerveza, brandy, ron, tequila y destilados de agave.

Durante diciembre, los hogares mexicanos gastan un 27% más que en el resto del año y se estima que cada familia destina, en promedio, entre 2 mil y 5 mil pesos en la compra de ingredientes e insumos para la cena navideña, de acuerdo con un estudio realizado por Nielsen Consumer Facts. (1)

Los banquetes, brindis y cenas rompen con la rutina y traen consigo normalmente un exceso de calorías que, en promedio, puede provocar un aumento de peso corporal de entre 3 y 5 kilos, en esta temporada. El sobrepeso y la obesidad pueden, en consecuencia, ocasionar altos niveles de glucosa, colesterol y triglicéridos y, en algunos casos, hipertensión. (2)

Una encuesta realizada por la BBC News Mundo, consultada por el Laboratorio de Datos contra la Obesidad (LabDO), refiere que en México la tradición culinaria del mes de diciembre es comer los platillos típicos como: romeritos, pozole, pavo, pierna de cerdo, tamalitos, bacalao, ponche de frutas y ensalada de manzana. (3)

Y respecto a los alimentos relacionados con la preparación de los platillos para las festividades a los que se les destina más dinero, la consultora especializada Kantar señala que son: cóctel de frutas en almíbar, que crece sus ventas en un 42%, el pimiento morrón 24% y las cremas lácteas 19%.

Asimismo, afirma que diciembre es el mes en el que más se consume cerveza, brandy, ron, tequila y destilados de agave, whisky, vodka y ginebra. Y destaca que del  total del volumen de cerveza que se compra en el último mes del año, el 52% se compra entre los días 21 y 31.

Ante la epidemia de sobrepeso y obesidad y las enfermedades que conllevan, los expertos aconsejan,   además de no consumir nada en exceso, elegir alimentos bajos en grasa, en la medida de lo posible; revisar las etiquetas de los alimentos para conocer el contenido de grasa y azúcar; medir las porciones en los platos; tener actividad física; incluir frutas y verduras en la dieta, así como limitar el consumo de alcohol y priorizar el agua natural.

Fuentes

  1. Disfruta de las fiestas decembrinas, sin afectar tu economía. https://principal.com.mx/herramientas/boletines/no-afectes-tu-economia#:~:text=De%20acuerdo%20con%20un%20estudio,a%20los%20cr%C3%A9ditos%20al%20consumo.
  2. Hasta cinco kilos de peso se puede aumentar en las fiestas de Fin de Año. https://www.imss.gob.mx/prensa/archivo/201712/393
  3. Recetas para Navidad: ¿qué se come en los países de América Latina y de dónde viene esa tradición? https://www.bbc.com/mundo/noticias-59692163#:~:text=Romeritos%2C%20pozole%2C%20pavo%2C%20cerdo,la%20carta%20navide%C3%B1a%20de%20M%C3%A9xico.

Fármacos para bajar de peso, altas expectativas

  • Una herramienta que puede ser efectiva, en algunos casos.
  • Pueden causar efectos secundarios.

Los medicamentos para perder peso están causando furor en Estados Unidos como una forma aparentemente más sencilla de enfrentar la obesidad, sin dietas ni ejercicio, pero pudieran no ser la panacea que algunos esperan por diversos factores como sus efectos secundarios, elevado precio, la rápida recuperación de los kilos perdidos si se dejan de tomar e incluso algunos riesgos psicológicos.

Este tipo de fármacos, como el Ozempic (semaglutida), utilizado para el tratamiento de la diabetes tipo 2, imita una hormona llamada péptido 1, la cual estimula la producción de insulina y suprime la producción de glucagón, que eleva el azúcar en sangre. El cuerpo libera esa hormona después de una comida y viaja al cerebro provocando la sensación de saciedad. (1)

Sin embargo, si bien afirman diversos especialistas, consultados por el Laboratorio de Datos contra la Obesidad (LabDO), este medicamento tiene más beneficios que riesgos, es importante destacar que debe ser prescrito de manera correcta por un médico internista o endocrinólogo.

En julio de este año, la Agencia Europea de Medicamentos señaló que evaluaba más de 150 informes para investigar el riesgo de pensamientos de autolesión y pensamientos suicidas con el uso de Ozempic y otros similares.

Además, de acuerdo a la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos MedlinePlus, la semaglutida puede ocasionar efectos secundarios, entre ellos, náuseas, vómitos, diarrea, dolor abdominal, acidez estomacal o estreñimiento.

Asimismo, un estudio que financió el laboratorio danés Novo Nordisk (dueño de Ozempic y Wegovy), en el que participaron pacientes de Canadá, Alemania, Reino Unido, Estados Unidos y Japón, y publicado en la revista científica Diabetes, Obesity and Metabolism, reportó que las personas después de haber usado durante un año la semaglutida, y luego de haberla retirado, recuperaron dos tercios de su pérdida de peso anterior. (2)

Al ser una medicina costosa, para organizaciones como el Institute for Clinical and Economic Review, de Boston, es clave evaluar si los nuevos fármacos para bajar de peso son sostenibles para los sistemas de salud pública y los esquemas de seguros médicos, ya que, al tratarse de una condición crónica, implica que se tendría que dotar de manera permanente el fármaco, aspecto que proyectan, sería difícil de alcanzar. (3)

Expertos aplauden los nuevos medicamentos como una herramienta efectiva para algunos casos, pero advierten que no se deben abandonar los esfuerzos para comprender, primero, las raíces de la crisis de la obesidad, que la mayoría considera es resultado de cambios en la vida moderna, la dieta y los niveles de actividad y, segundo, para revertir efectivamente los aumentos en la obesidad, la diabetes y otras afecciones asociadas.

En este sentido, el especialista en obesidad del Centro de Prevención de la Obesidad de la Fundación New Balanceen el Hospital Infantil de Boston y profesor de pediatría en la Facultad de Medicina de Harvard, David Ludwig, advierte la necesidad de fondear con mayores recursos a las investigaciones orientadas a comprender los factores ambientales y dietéticos inmiscuidos en la obesidad. (4)

A nivel global, la obesidad y el sobrepeso se ubican como el problema de salud pública más grave. La Federación Mundial de Obesidad estima que en 2020 alrededor de 770 millones de adultos en todo el mundo se vieron afectados por esta enfermedad y se prevé que esa cifra supere los mil millones en 2030. En México, aproximadamente 7 de cada 10 adultos tienen dicha condición, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut 2022).

Fuentes

  1. Will the Ozempic Era Change How We Think About Being Fat and Being Thin? The New Yorker. March 20, 2023. https://www.newyorker.com/magazine/2023/03/27/will-the-ozempic-era-change-how-we-think-about-being-fat-and-being-thin
  2. Weight regain and cardiometabolic effects after withdrawal of semaglutide: The STEP 1 trial extension. Diabetes, Obesity and Metabolism. Volume24, Issue8 August 2022 Pages 1553-1564. https://dom-pubs.onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/dom.14725
  3. Ozempic and Wegovy Don’t Cost What You Think They Do. The New York Times. https://www.nytimes.com/2023/10/22/health/ozempic-wegovy-price-cost.html
  4. Are new weight-loss drugs the answer to America’s obesity problem? The Harvard Gazette. https://news.harvard.edu/gazette/story/2023/07/are-new-weight-loss-drugs-the-answer-to-americas-obesity-problem/

Aspartamo, un edulcorante en debate

  • Más de seis mil productos en el mundo lo utilizan.

La industria de alimentos y bebidas ha utilizado el edulcorante artificial aspartamo, hoy en debate, por más de 30 años, ya que señalan que es 200 veces más dulce que el azúcar y bajo en calorías.

Más de seis mil productos en el mundo utilizan este edulcorante, entre los que destacan. chicles, productos de pastelería, gelatinas, refrescos, mezclas para postres, pudines, postres congelados, yogures, edulcorantes de mesa y algunos productos farmacéuticos, tales como vitaminas y pastillas para la tos sin azúcar. (1)

A mediados de mayo pasado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó una nueva directriz sobre los edulcorantes, en la que desaconsejaba su uso para controlar el peso corporal o reducir el riesgo de enfermedades no transmisibles (ENT), así como por ser “posiblemente cancerígenos” y afirmó que “los edulcorantes sin azúcar no son factores dietéticos esenciales y carecen de valor nutricional”. (2)

Sin embargo, información de la Escuela de Salud Pública TH Chan de la Universidad de Harvard, consultada por el Laboratorio de Datos contra la Obesidad (LabDO), sostiene que consumir aspartamo para ayudar a controlar el peso sigue siendo razonable, ya que –subrayan- al evaluar las investigaciones existentes, la OMS reclasificó al aspartamo como posiblemente causante de cáncer, pero no cambió su recomendación sobre la ingesta diaria aceptable.

Asimismo, un artículo de Scott Neuman, publicado en la National Public Radio (NPR), de Estados Unidos, menciona que la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU (FDA, por sus siglas en inglés) ha referido estar al tanto de las conclusiones de la OMS, pero –destaca- eso «no significa que el aspartamo esté realmente relacionado con el cáncer». (3)

Y agrega: “la OMS utiliza un sistema de clasificación de cuatro niveles: cancerígeno; probablemente cancerígeno; posiblemente cancerígeno, y no cancerígeno”.

También refiere que otras sustancias identificadas como “posiblemente cancerígenas” incluyen extractos de aloe vera, vegetales encurtidos tradicionales asiáticos, algunos combustibles para vehículos y ciertos productos químicos utilizados en tintorería, carpintería e imprenta.

Por su parte, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer de la OMS también ha clasificado la carne roja como “probablemente cancerígena” y la carne procesada como “cancerígena”.

Respecto a los límites seguros del aspartamo, desde 1981, el Comité Conjunto de Expertos en Aditivos Alimentarios de la OMS y la Organización para la Agricultura y la Alimentación han establecido el límite seguro de 0 a 40 mg. por kg. de peso corporal.

Y han recomendado  que desde temprana edad se reduzca considerablemente el dulzor de la dieta, para prevenir enfermedades y mejorar la salud. 

Fuentes

  1. Consejo de Control de Calorías. https://www.aspartamo.es/aspartame-faq/#:~:text=El%20aspartamo%20se%20encuentra%20en,de%20mesa%20y%20algunos%20productos
  2. La OMS desaconseja el uso de edulcorantes para controlar el peso. OMS. https://www.paho.org/es/noticias/15-5-2023-oms-desaconseja-uso-edulcorantes-para-controlar-peso
    Se publican los resultados de la evaluación del riesgo y la peligrosidad del aspartamo. https://www.who.int/es/news/item/14-07-2023-aspartame-hazard-and-risk-assessment-results-released#:~:text=El%20CIIC%20ha%20clasificado%20el,mg%2Fkg%20de%20peso%20corporal.
  3. What you need to know about aspartame and cancer. NPR. https://www.npr.org/2023/07/14/1187692366/aspartame-cancer-possibly-carcinogenic-sweetener
  4. Aspartame: What You Need to Know. Dana Farber, Cancer Institute. https://www.who.int/es/news/item/14-07-2023-aspartame-hazard-and-risk-assessment-results-released

Pan de muerto, una tradición… con muchas calorías

  • Del 27 de octubre al 1 de noviembre, los días con mayor cantidad de ventas.
  • El consumo en exceso de carbohidratos aumenta el riesgo de desarrollar algunas enfermedades.

En las celebraciones del “Día de Muertos” en México, el pan es uno de los elementos tradicionales que no puede faltar para recordar a los seres queridos y se estima que 8 de cada 10 mexicanos compra “pan de muerto” para colocarlo sobre la ofrenda o para comerlo con chocolate caliente, de acuerdo a la empresa global de datos Kantar

Una encuesta realizada por el portal de estadísticas Statista, consultada por el Laboratorio de Datos contra la Obesidad (LabDO), señala que en nuestro país, aproximadamente el 94% de las y los entrevistados afirmaron consumir pan de muerto. Hoy se pueden encontrar diferentes opciones, entre las que destacan el tradicional, de ajonjolí, con algún relleno y tipo gourmet, elaborados con harina de trigo y azúcar como sus principales ingredientes. 

La venta de este tipo de pan en las tiendas de autoservicio representa el 13% de las ventas de pan durante la temporada, en tanto que los días en los que más se compra son del 27 de octubre hasta el 1 de noviembre, siendo las presentaciones individuales las más buscadas, destaca un estudio realizado por la empresa de información, datos y medición de mercados, Nielsen. (1)

Y si bien este producto es tan popular en la mesa de las y los mexicanos, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) alerta que una porción de pan de muerto tradicional (100 gramos) contiene 53.2 gramos de carbohidratos; 17.7 gramos de grasas; 36 miligramos de colesterol; 329 miligramos de sodio y 417 kcal, y si se acompaña de una taza de leche con chocolate, se suman otras 200 kcal. (2)

La Organización Mundial de la Salud (OMS), por su parte, recomienda un aporte de 2,000 a 2,500 kcal al día para el hombre y de 1,500 a 2,000, para la mujer, ya que el consumo en exceso de carbohidratos en alimentos con altos contenidos de almidón o azucarados puede incrementar la cantidad de calorías totales, y llevar a un aumento de peso. 

Asimismo, los especialistas asocian el consumo elevado de azúcares con diversas patologías, como obesidad, alteraciones hepáticas, diabetes, enfermedad cardiovascular, hígado graso, entre otras, y recomiendan hábitos de vida saludables y una dieta equilibrada. 

Fuentes

  1. Nielsen. Especial día de muertos. https://www.nielsen.com/pt/insights/2019/especial-dia-de-muertos/
  2. IMSS. Información nutrimental del Pan de Muerto. https://twitter.com/Tu_IMSS/status/1189196944704360448   

Para prevenir y controlar el cáncer de mama, la dieta SÍ importa

  • 19 de octubre, Día internacional de la lucha contra el cáncer de mama.
  • Consumir más vegetales, frutos secos; reducir la ingesta de alcohol y evitar el sobrepeso y la obesidad, recomiendan expertos.

Durante el año 2021 fallecieron, en México, 7 mil 925 mujeres a consecuencia del cáncer de mama, de acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), y según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se estima que 1 de cada 12 mujeres en el mundo desarrollará este padecimiento a lo largo de su vida. 

Una investigación publicada en la revista de la American Society of Clinical Oncology, consultada por el Laboratorio de Datos contra la Obesidad (LabDO), advierte que este tipo de cáncer es el más común en las mujeres y alerta que su prevalencia es observable tanto en países desarrollados como en países menos desarrollados, fenómeno que también se ha podido asociar, en la posmenopausia, con el sobrepeso y la obesidad. (1)

En el marco del Día internacional de la lucha contra el cáncer de mama, diversos expertos señalan que aunque algunos factores no se pueden controlar (como las mutaciones genéticas hereditarias), existe una variedad de aspectos ambientales y de estilo de vida modificables que pueden ayudar a reducir el riesgo de desarrollar este tipo de cáncer, y uno de ellos es la alimentación. (2) 

“Estudios de mujeres pre y posmenopáusicas mostraron tasas en un 31% más bajas de cáncer de mama en quienes cumplían recomendaciones dietéticas específicas, al aumentar el consumo de productos integrales y reducir la ingesta de carne y alcohol”.

Asimismo, la American Cancer Society sostiene que el consumo de fibra está relacionado con la reducción en un 8% del riesgo en el desarrollo de cáncer de mama. “Se observaron efectos beneficiosos de una dieta rica en fibra, sobre la sensibilidad a la insulina y las alteraciones en los niveles de hormonas sexuales”. 

También, diversas organizaciones, como Mayo Clinic, afirman que las mujeres que llevan una dieta mediterránea, (alimentos de origen vegetal, frutas y verduras, cereales integrales, legumbres y frutos secos; aceite de oliva y pescado), podrían reducir el riesgo  de sufrir dicha afección. 

Actualmente, las tasas de supervivencia al cáncer de mama se han incrementado y el número de muertes asociadas con dicha enfermedad está disminuyendo constantemente, en gran medida –destacan los especialistas-, debido a la detección temprana, a nuevos enfoques de tratamiento y a una mejor comprensión de la enfermedad. (3)

Fuentes

  1. Can Diet and Lifestyle Prevent Breast Cancer: What Is the Evidence?. American Society of Clinical Oncology. https://ascopubs.org/doi/10.14694/EdBook_AM.2015.35.e66
  2. Preventing Cancer. Harvard T.H. Chan School of Public Health. https://www.hsph.harvard.edu/nutritionsource/cancer/preventing-cancer/
  3. Cáncer de Mama. Mayo Clinic. https://www.insp.mx/avisos/octubre-mes-sensibilizacion-cancer-mama#sup4

Grasa visceral, un indicio de síndrome metabólico: Nutrióloga Viridiana Martínez Gómez

El síndrome metabólico es una serie de afecciones que, en conjunto, aumentan el riesgo de padecer cardiopatías o diabetes, además de estar fuertemente asociado con el tipo de alimentación que tiene una persona.

Así lo refirió en entrevista exclusiva para el Laboratorio de Datos contra la Obesidad (LabDO), la nutrióloga Viridiana Martínez Gómez, quien detalló que el exceso de grasa visceral puede ser un indicio de tener esta condición.

“Principalmente suelen ser los picos de glucosa donde la persona come mucho, le suben los niveles de glucosa y el páncreas realiza el proceso por medio de la insulina, lo que permite tener una acumulación de grasa abdominal, por ello, uno de los principales factores del síndrome metabólico es la acumulación de grasa en el abdomen”, explicó.

Asimismo, señaló que a partir de las condiciones de sobrepeso y obesidad, surge lo que se conoce como “obeso sano”, en donde la persona presenta un Índice de Masa Corporal (IMC) de 30 – 35 y no tiene problemas de síndrome metabólico, sin embargo, hay personas con un IMC con apenas un poco de sobrepeso y ya presentan el síndrome metabólico. 

Entonces, precisó la especialista certificada en psiconutrición, tiene más que ver con la grasa interna que con cualquier otro tipo de grasa. En ese sentido, la alimentación es un punto clave; la manera de alimentarnos es la base, porque eso es lo que guía al cuerpo para saber cómo va a reaccionar el metabolismo. 

“Si nosotros consumimos azúcar en exceso, entonces vamos a aumentar la producción de grasa, lo cual está completamente ligado con los altos niveles de triglicéridos, colesterol y presión arterial, así como el hígado graso, principalmente. Y de acuerdo a lo que comemos, es lo que le vamos a decir al cuerpo que genere, por eso, si nosotros tenemos una alimentación balanceada, se van a amortiguar las curvas de glucosa y de esta manera se podrá lograr un equilibrio que prevenga el síndrome metabólico”.

Para tener un control del síndrome metabólico, una persona debe evitar comer azúcares refinados, alimentos empanizados, el arroz blanco, bollería, grasas no saludables y varios ultraprocesados, y preferir, principalmente, todo lo que contenga fibra, como el arroz integral, la avena y algunas especias y frutas como la manzana, la papaya y el melón, recomendó la experta. 

En este sentido, mencionó que los alimentos contienen micronutrientes que son las vitaminas y los minerales, estos se convierten dentro del cuerpo en enzimas, coenzimas y cofactores, que son los eslabones para que el cuerpo realice cierta actividad metabólica. 

“Por ejemplo, si yo necesito deshacer grasa, requiero ciertas moléculas, como la vitamina B y si no tengo la suficiente, no se va metabolizar igual la grasa porque me va a faltar ese factor. Por ello, es muy importante que le demos la nutrición adecuada al cuerpo para que pueda llevar a cabo las funciones metabólicas”, agregó.

Finalmente, consideró que el mejor tratamiento para una persona con síndrome metabólico es atender las otras enfermedades adyacentes y, por tratarse de algo multifactorial, su atención también debe ser multifactorial, por lo que se requiere realizar  ejercicio, tener una dieta saludable y mantener una buena hidratación.“Este síndrome se puede presentar desde niños, por lo que es importante que ante cualquier sobrepeso se comience a monitorear, para evitar desarrollar ciertos padecimientos que están muy relacionados como la diabetes. Partiendo de que el síndrome metabólico es una resistencia a la insulina, una vez que una persona lo manifiesta, el siguiente escalón sería la diabetes y a partir de ahí se pueden generar una amplia gama de enfermedades, pero la que avanza más rápido es la diabetes”, concluyó.

Galletas, sabor dulce, pero… con exceso de sodio

  • En nuestro país, cada hogar compra, en promedio, 12 kilos de galletas al año.
  • La OMS recomienda consumir menos de 5 gramos de sal al día.

Algunos productos ultraprocesados tienen un sabor predominantemente dulce, pero muchos superan el exceso de sodio en su contenido, entre ellos, las galletas, cuyo tamaño del mercado a nivel mundial es de 11.13 mil millones de dólares y se espera que se incremente a 17.20 mil millones de dólares para 2028, de acuerdo a la firma de investigación global Mordor Intelligence. (1)

Asimismo, un estudio de Kantar Worldpanel, consultado por el Laboratorio de Datos contra la Obesidad (LabDO), refiere que las galletas son la séptima categoría con mayor número de compradores en México, donde cada hogar adquiere 12 kilos por año, aproximadamente, y las favoritas son: las “Marías”, “sándwiches”, las “saladitas”, “crackers”, las llamadas de “animalitos” y las de chispas de chocolate.

La investigación afirma también que este producto se compró, en promedio, 41 veces en un año y en cada viaje de compra se adquirieron 292 gramos. Un gasto aproximado, por hogar mexicano, de más de 750 pesos en galletas.

Por su parte, el portal especializado Taste Atlas situó entre las primeras 10 a dos galletas mexicanas dentro de su top de las 100 mejor valoradas en el mundo: los “marranitos” y las “coyotas”, galletas originarias de Veracruz y Sonora, las cuales ocuparon los puestos 9 y 10, respectivamente, del listado elaborado, con corte al 13 de septiembre pasado. (2)

Y aunque las galletas forman parte de la alimentación de las y los mexicanos -tan es así que algunas están incluidas en la canasta básica-, una investigación de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) reveló que muchas de ellas contienen exceso de sodio. Por ejemplo, en una porción de 100 gramos de Marías “Precissimo”, hay 590 mg; en las saladas “Great Value”, 1,933 mg; en las de animalitos “Best Choice Original”, 650 mg, y en las digestivas “Gullón Digestive”, 650 mg. (3) 

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) advierte que el consumo excesivo de sodio trae consigo mayor riesgo a desarrollar presión sanguínea alta, principal causa de accidentes cardiovasculares y cerebrovasculares.

La ingesta media mundial de sal se calcula en 10.8 gramos al día, lo que significa más del doble de lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), es decir, menos de 5 gramos de sal al día (una cucharadita). (4)

Ante esta situación, este organismo internacional se ha impuesto la meta mundial de reducir la ingesta de sodio en un 30% para 2025, toda vez que se calcula que aminorar su ingesta podría salvar la vida de 7 millones de personas en el mundo, de aquí a 2030. 

Fuentes

  1. Mordor Intelligence. Cookies market size & share analysis – growth trends & forecasts (2023-2028). https://www.mordorintelligence.com/es/industry-reports/cookies-market
  2. Taste Atlas. GALLETAS. 10 mejor valoradas en el mundo. (actualización 13 de septiembre 2023). https://www.tasteatlas.com/best-rated-cookies-in-the-world
  3. Revista del Consumidor. Febrero 2023. Número 552. https://www.profeco.gob.mx/revista/RevistaDelConsumidor_552_Febrero_2023.pdf
  4. Es necesario hacer grandes esfuerzos para reducir la ingesta de sal y salvar vidas. OMS. https://www.who.int/es/news/item/09-03-2023-massive-efforts-needed-to-reduce-salt-intake-and-protect-lives

Grasas trans, fantasmas que atacan al corazón

  • En México, papas fritas, galletas, pasteles y otros alimentos ultraprocesados no podrán exceder en 2% de ácidos grasos trans. 

El consumo en exceso de grasas trans aumenta los niveles de colesterol malo (LDL) y reduce los de colesterol bueno (HDL), e incrementa el riesgo de desarrollar cardiopatías y derrames cerebrales, señalan expertos. (1)

Un artículo publicado por la Escuela de Medicina de Harvard, consultado por el Laboratorio de Datos contra la Obesidad (LabDO), señala que comer alimentos ricos en grasas trans genera, además, enfermedades cardíacas, diabetes y otras afecciones crónicas. Incluso, pequeñas cantidades de grasas trans pueden dañar la salud. 

Las grasas trans artificiales son el resultado de un proceso industrial en el que se añade hidrógeno a aceites vegetales líquidos para que sean más sólidos. Son fáciles de usar, económicas de producir y duran mucho tiempo. Dan a los alimentos un sabor y una textura deseable y evita que se vuelvan rancios. (2)

Los principales alimentos que contienen este tipo de ingredientes son todos los ultraprocesados y fritos, como papas, galletas, pasteles, helados, donas, pizzas congeladas, palomitas para microondas, botanas saladas, salsas y manteca vegetal, entre otros. 

De acuerdo a la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el abuso en la ingesta de productos ultraprocesados con este tipo de grasas está vinculado con la muerte de aproximadamente 540 mil personas al año, en el mundo. “Su alto consumo aumenta el riesgo de muerte por cualquier causa en un 34%, muerte por enfermedad coronaria en un 28%, y enfermedad coronaria en un 21%”, sostiene. 

En ese sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que cinco mil millones de personas están expuestas a las grasas trans y a las enfermedades que esto conlleva. Por ello,  alienta a la industria de los alimentos a eliminarlas de los productos, en consonancia con el compromiso asumido por la International Food and Beverage Alliance (IFBA). (3)

Por su parte, la OPS ha impulsado, entre los Estados miembros, acciones para eliminar estos ácidos grasos. En nuestro país, por ejemplo, ya hubo una respuesta en la materia, pues el Congreso aprobó una reforma a la Ley General de Salud, que todo indica sea efectiva a partir de este mes de septiembre, en la que se estipula que los alimentos ultraprocesados no podrán exceder en 2% de ácidos grasos trans de producción industrial. (4)

Fuentes

  1. Grasas trans. https://www.goredforwomen.org/es/healthy-living/healthy-eating/eat-smart/fats/trans-fat
  2. Grasas trans. American Heart Association. https://www.goredforwomen.org/es/healthy-living/healthy-eating/eat-smart/fats/trans-fat
  3. Cinco mil millones de personas sin protección frente a las grasas trans están expuestas a enfermedades cardiacas. OMS. https://www.who.int/es/news/item/23-01-2023-five-billion-people-unprotected-from-trans-fat-leading-to-heart-disease
  4. Decreto por el que se adiciona un artículo 216 Bis a la Ley General de Salud. Diario Oficial de la Federación Marzo 2023. https://dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5683777&fecha=24/03/2023#gsc.tab=0

México, campeón mundial en consumo de huevo

  • En promedio, un mexicano consume 345 huevos al año.
  • Se recomienda no consumir más de siete huevos a la semana.

México es el país donde más se consume huevo y está considerado como el cuarto productor a nivel mundial; responsable de uno de cada 27 huevos producidos en el mundo, afirma el informe de la Unión Nacional de Avicultores (UNA), consultado por el Laboratorio de Datos contra la Obesidad (LabDO).

Aproximadamente, un mexicano consume 345 huevos al año, lo que equivale a más de 26 kilos por persona, en promedio. (1)

Sin embargo, nutriólogos y médicos especialistas sugieren no consumir más de siete huevos por semana, ya que el control del colesterol en la dieta previene diversas enfermedades.

Se ha demostrado, en recientes estudios, que consumir un huevo al día no perjudica el perfil lipídico sanguíneo, ni aumenta el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular y que, además, por ser un alimento de fácil digestión y masticación, es recomendable en las dietas de control de peso, e ideal para niños y adolescentes; mujeres embarazadas y en etapa de lactancia, así como para personas de edad avanzada. (2)

Este alimento aporta, también, proteínas y nutrientes esenciales, incluyendo vitaminas A, B, D y E, y es una de las mejores fuentes naturales de calcio, selenio, yodo y colina (un nutriente que el cerebro y el sistema nervioso necesitan para regular la memoria y el estado de ánimo). (3)

Para cubrir la demanda nacional, se producen en nuestro país 2.77 millones de toneladas anualmente, según datos de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader). Y son Jalisco, Puebla y Sonora los estados que destacan por su mayor aportación en producción total.

Cabe destacar que, al ser un producto tan popular en la mesa de las y los mexicanos, su costo impacta en el gasto de las familias de manera significativa.

En febrero pasado, el precio del huevo se disparó a su nivel más alto en 18 años, llegando aproximadamente a $47.5 el kilo, debido al brote de gripe aviar en Estados Unidos y México; en junio y julio retomó el precio observado en febrero de 2020, de casi $34.75 por kilo, cuando inició la pandemia de Covid-19. (4)

Fuentes

  1. Unión Nacional de Avicultores. México, promedio de consumo anual: 345 huevos por habitante. https://una.org.mx/mexico-promedio-de-consumo-anual-345-huevos-por-habitante/#:~:text=Anualmente%2C%20un%20mexicano%20consume%20345,postura%2C%20en%20todo%20el%20pa%C3%ADs.
  2. Instituto del Huevo. https://www.institutohuevo.com/el-huevo-en-la-dieta-y-la-salud/#1501002266180-cedf4a08-f8e5
  3. Instituto de Estudios del Huevo. Los expertos en Nutrición elogian los beneficios para la salud. https://www.institutohuevo.com/los-expertos-en-nutricion-elogian-los-beneficios-del-huevo-para-la-salud-en-el-dia-mundial-del-huevo-2019/#:~:text=Los%20huevos%20son%20uno%20de,de%20calcio%2C%20selenio%20y%20yodo
  4. Precio del huevo retoma nivel prepandemia y ayuda a bajar la inflación en México. https://www.bloomberglinea.com/latinoamerica/mexico/precio-del-huevo-retoma-nivel-prepandemia-y-ayuda-a-bajar-la-inflacion-en-mexico/#:~:text=Mercados%20(SNIIM).-,El%20huevo%20blanco%20registr%C3%B3%20un%20precio%20promedio%20de%20MXN%2434,mercados%20mayoristas%20en%20el%20pa%C3%ADs
Salir de la versión móvil